Seguidores

30/1/12

BUSCANDO UN SUEÑO:18.- Mi pasado




Capitulo 18: MI PASADO



EDWARD


   Nadé en dirección noroeste en busca del continente, alejándome al máximo de la isla y de Tanya, pues las ganas de volver y arrancarle la cabeza cada vez crecían más en mi interior. La impotencia y la rabia se mezclaban en mi pecho a partes iguales, ¿cómo había osado romper la carta? Eso jamás se lo perdonaría, desde este momento habría en nuestra relación un antes y un después. Jamás volvería a confiar en Tanya.
Por lo menos me quedaba su imagen, tan sugerente, grabada en mi retina, de donde jamás la podría sacar. Esa imagen suya en la foto, una foto que me mandó para que la recordara mientras estaba alejado de ella. Y también tenía su nombre, Isabella M. Swan. Mientras nadaba la idea de volver a Chicago se fue gestando en mi cabeza. Necesitaba saber todo de ella, y el mejor sitio donde podría encontrar esa información era allí. Estaba decidido, cambiaría mi billete de avión a Seattle por uno a Chicago, a ver qué podía averiguar de ella, y en cuanto tuviera esa información volvería a Seattle a buscarla e intentar que me perdonara. No quería perderla otra vez.

29/1/12

Super mini concurso en el blog de Irene Comendador

Antes de que se acabe la semana quiero dejar constancia de este concursazo que nuestra querida Irene Comendador nos ha traído con motivo de su segundo aniversario en la blogosfera:



Y como siempre, es mucho lo que ella nos da, para lo poco que pide. Concursar solo te va a costar un comentario en la entrada del concurso, y un mail a su cuenta:
irenecomendadorblog@hotmail.com

Y los premios, son de infarto!!... pero no te los digo, mejor pásate por su blog y lo ves.
Y créeme, ¡¡¡merece la pena!!!

28/1/12

¡¡¡Felicidades Citu!!!

El otro día hizo en la red su segundo año uno de los blogs más constante, bonito e interesante del panorama literario. Y es que su administradora es una gran persona, y eso se nota en la dedicación y trabajo que se deja día a día en su pequeño gran rinconcito. Ella es ni más ni menos que Citu, con su blog Enamorada de las letras; y aunque algo tarde, quiero felicitarla por estos dos años de trabajo bien hecho, y de esa amistad desinteresada que nos brinda desde su lindo Ecuador.




En la Papelera lo celebramos con esta humilde postalita, sabiendo de tu amor incondicional a los animales, que espero sea de tu agrado. Lo he hecho con mucho cariño.

¡¡Muchas gracias, querida Citu, 
por todo lo que nos das a través de tus letras!!...
 y... 
¡¡FELICIDADES!!

25/1/12

BUSCANDO UN SUEÑO:17º.- Tenemos que hablar






Capítulo 17: TENEMOS QUE HABLAR


Si no quieres fiarte, al menos óyeme
Permanecer hostiles no sirve a ti ni a mí.
No quiero interrogarte, reprocharte nada hoy,
Yo más bien estoy buscando dónde estás, quién soy.

Al menos ahora
Hablamos a solas.

Al menos ahora nos miramos sin volver la cara
Las dudas, los hechos, me explotan contra el pecho.
Será que estamos hartos de nuestro mal humor
La lista de defectos que hicimos tú y yo.

Olvida los temores de un problema que no fue
Dame tiempo de aclararte todos tus porqués.

Al menos ahora
Hablamos a solas.

Al menos ahora nos miramos sin volver la cara
Las dudas, los hechos, me explotan contra el pecho.
Y yo aquí esta noche
Tras de un sí que no sale.

Al menos ahora nos miramos sin volver la cara
Al menos ahora te dan ganas de entregarte toda,
Y es aquí cuándo y dónde
Gritarás tú mi nombre.

Si no quieres fiarte, al menos óyeme
Permanecer hostiles no sirve a ti ni a mí. *






BELLA


   Como no tenía que ir a primera hora a la universidad me quedé en casa repasando el poco temario que ya habíamos dado. Más tarde cogí el autobús que me llevó al campus. La hora de la verdad se acercaba. Tenía clase con el profesor Uley justo antes del almuerzo. La verdad es que estaba impaciente por que empezara la clase. Entré a la pequeña aula, poco después entró el profesor. Antes de empezar se fijó en mí, se acercó y me preguntó escuetamente cómo estaba, le contesté que bien, asintió con la cabeza y volvió a su mesa listo para empezar su clase. Ni Edward ni su hermana postiza aparecieron. En la cafetería de la biblioteca tampoco los vi. Ni en las dos siguientes clases. Tanto que me había preparado para ese momento, pensando durante toda la noche las palabras a decirle, los reproches a echarle en cara, y el desplante que tenía preparado para despedirme de él; todo eso tuve que guardarlo para el siguiente día, si es que aparecía.

Los días siguientes estuve yendo a las clases con el firme convencimiento de que tarde o temprano aparecerían, pero llegó el fin de semana y ninguno de los dos habían aparecido por la facultad.
El lunes empezaba las clases a media mañana  con el profesor Mcwell, y al entrar ahí estaba ella, la supuesta hermana de Edward, sentada en la mesa con un libro en las manos, aunque mostraba un evidente interés en mí. Con ella no tenía nada que hablar, así que ignorándola pasé por su lado mirando para el otro lado mientras iba a mi sitio. Ella no hizo lo mismo conmigo, me agarró del brazo parándome en seco, casi obligándome a que la mirara:

22/1/12

BUSCANDO UN SUEÑO:16.- Ultrajado




Capítulo 16: ULTRAJADO

Vive. Deja vivir.
Necesito un instante
Que me dejes
Respirar,
Salir sin molestarte.
Alguien, dijo
Que yo soy para ti.
Dime, dime que sí,
Y luego desaparece.

Sabes bien
Cual es tu espacio.
Quédate ahí y déjame en paz.
Deja, déjame,
Quiero decir para siempre
Y quédate
Con tus palabras,
Tu sonrisa roja, rosa
Y esa forma de besar
Empapándome los labios.

Fuiste el sol, fuiste la luna,
Fuiste la noche más oscura.

Déjame un sitio,
Pero fuera de tu vida.
Deja que empiece
Otra vez desde el principio.
Quiéreme,
Aunque sea con locura.
Quiéreme,
Pero fuera de tu vida. *




 EDWARD

   Mataría a Rosalie y Emmet en cuanto me dejaran a solas con ellos, por la encerrona que me hicieron con Tanya. En esos momentos leer las mentes de mis hermanos era una tortura. Ambos sabían de mis sentimientos hacia Tanya, y si embargo estaban encantados de habernos juntado. Para Emmet era un simple juego, una diversión con la que ya había cruzado apuestas con Jasper, e incluso me animaba a apostar a mí mismo, conociendo la tozudez de Tanya. Me decepcionaba ese comportamiento de mi hermano, que sabía perfectamente que entre ella y yo no pasaría jamás nada. Le hacía gracia ver cómo lidiaba con una Tanya abocada a provocarme abiertamente y sin tapujos. Rosalie no cabía en sí de la alegría al pensar que dentro de poco Tanya sería su cuñada. Se llevaban demasiado bien, las dos compartían afición por salir de compras. Si por ellas fuera, se pasarían días enteros seguidos de tienda en tienda. Ella me miraba con cara de súplica mientras en su mente me decía que hacíamos buena pareja, que me quería mucho, y que éramos perfectos el uno para el otro. También me sentía decepcionado con ella.

19/1/12

Fue hermoso




 Sus ojos se tornaron vidriosos mientras contenía el aliento tras el impacto. Los míos fueron fiel copia del mismo sufrimiento, unas décimas de segundo después. También contuve el aliento, de golpe, intentando amortiguar el dolor.

Fue hermoso, muy hermoso morir entre sus brazos, llevándome en las retinas su cara, en la nariz su olor, y en los labios el deseo de un último beso.

Fue hermoso que la misma bala que le habían disparado a quemarropa, fuera a reposar en mi cuerpo tras atravesar el suyo.

Fue hermoso que nuestros últimos alientos se entremezclaran con el mismo dolor. Y nuestros cuerpos cayeron lentamente, abrazados, al suelo; llegando a él ya sin vida.

Fue hermoso que el filo de la muerte cercenara del mismo tajo y a la vez nuestras vidas. 

18/1/12

BUSCANDO UN SUEÑO:15º.- No eran visiones, era él



Capítulo 15: NO ERAN VISIONES, ERA ÉL


No he tenido nada que perder durante mucho tiempo,
La herida se abre, pero duele por dentro.
Es intentar quedarme siempre con lo bueno,
Y duele, duele, el dolor es mi terreno…
Voy sin freno, haciendo lo que creo que es conveniente,
Eran malos tiempos, pero, aprendí a odiarte.
El miedo, perdí tantas ocasiones,
Que lloro, pero rendirse es de cobardes.
Es una tierra donde la esperanza es lo que queda,
Abandonarla, prenderle fuego a los problemas,
Sentir que la suerte por fin está de tu lado.
Las palabras son la flecha, la música el arco,
Disparo, pero mis palabras son de plástico,
Te juro que el diablo tiene cara de simpático.
Es increíble como se pasan los años,
Creo que era feliz y no puedo recordarlo. *


BELLA


   No me lo podía creer. Definitivamente estaba vivo. Era él. De alguna manera su cuerpo había cambiado sutilmente, pero era él, me lo había confirmado abiertamente. Y sus placas del ejército colgando de su cuello, con su nombre, su verdadero nombre. Las lágrimas corrían por mi cara ya sin consuelo ninguno, necesitaba alejarme de allí, de él. Me levanté del banco y me fui, después de gritarle que era un egoísta. Y no pude evitar en el último momento girarme y volver a gritarle que se quitara esas lentillas que ocultaban sus maravillosos ojos verdes. ¿Tan tonta me creía como para no reconocerle por unas simples lentillas? Esa estupidez fue la que colmó el vaso. 
 Casi corriendo llegué a la puerta del aula, la clase con la profesora Higgins ya había acabado. El aula estaba vacía, mis cosas permanecían en mi sitio tal como las había dejado momentos antes del desmayo. Entré tropezando con todo lo que se ponía a mi paso, pero al fin pude llegar hasta mis cosas, las recogí y salí de allí. Ni me atreví a mirar en la dirección de donde lo había dejado. No. Necesitaba salir de allí, huir nuevamente.

15/1/12

BUSCANDO UN SUEÑO:14.- La carta




Capítulo 14º: LA CARTA


                                                                                                                                              EDWARD

   Corrí a través del bosque, tal como me gustaba hacer. La velocidad era mi bálsamo. Sentir el aire golpeando con fuerza en mi cara, peinando mi pelo. Esquivar los árboles a una velocidad vertiginosa. Los troncos caídos, las piedras, la maleza, todo el bosque se confabulaba cada vez que corría a través de él para darme esa sensación de subidón de adrenalina, o para apaciguar mi ser; según mi estado de ánimo.
   Enseguida llegué a los límites de Forks. En este pequeño pueblo mi nueva familia tenía una residencia a las afueras, en una parcela privada en el bosque. Nos mudamos allí después de mi incorporación a la familia. Pero no fui a casa, quería estar solo. Me quedé en la ladera de uno de los montes, en un lugar lo suficientemente solo donde no me molestara nadie, encaramado al árbol más alto que encontré. Mas calmado cerré los ojos y su rostro vino a mí. Sus ojos marrones mirándome con desdén me perseguían por todas las tinieblas que ocupaban mi mente. Esos ojos seductores, inquisidores, y reprobantes. ¿La amaría tanto antes como lo estaba haciendo ahora? Porque ese era el sentimiento que se estaba formando en mi interior, amor. Un amor oculto desde aquella mañana en la que desperté a mi nueva vida, y que ahora al encontrarla, al haberla tenido tan cerca, había explotado llenando todo mi vacío interior. Estaba perdido. Ahora me tocaba lo más difícil, tomar una decisión y ser consecuente con ella. No quería apartarme de ella, mi interior se removía angustiado cada vez que pensaba en alejarme de ella para no ponerla en peligro. Ese olor suyo no solo volvía loco a mi lado más inhumano, también volvía loco a mi corazón. Esa parte de mí que había dejado de latir hacía dos años, era como si volviera a hacerlo estando a su lado. Pero debería tener muy presente a mi monstruo, no podía consentir que le pasara nada malo.

13/1/12

23 ENERO, huelga en internet

En protesta por la posible aprobación en EEUU de la ley SOPA (nuestra querida ley Sinde a la amerciana, para que nos entendamos), el próximo 23 de este mes, lunes, las grandes compañías de internet dejarán de funcionar.

Y es que la SOPA (stop online piracy act) será votada en el senado de los EEUU al día siguiente. Las grandes plataformas mediáticas on line tienen previsto una protesta mundial por esta ley.

Un día entero sin google (incluyendo todas sus herramientas y servicios, incluidos estos blogs), facebook, yahoo, twitter, wikipedia, amazon, mozilla, aol, ebay,... y algunas más.

12/1/12

BUSCANDO UN SUEÑO:13.- Cara a cara




Capítulo 13: CARA A CARA

EDWARD


   Segundo día de universidad, primero para mí. Y el hecho de que mi hermana fuera a estudiar lo mismo que yo solo para echarme un ojo no me facilitaba las cosas. Aún no era seguro que andara solo entre los humanos, y debido a mi empeño en querer estudiar derecho a raíz de lo que descubrí de mi pasado en Chicago; ahí estaba la pobre Alice estudiando leyes cuando lo suyo serían bellas artes o interpretación. Prefería a Alice antes que a Tanya, que se ofreció gustosa. Afortunadamente Tanya no podía estar de continuo en Seattle y fue Alice la que me acompañaría.

8/1/12

BUSCANDO UN SUEÑO:12.- Reencuentro



Capítulo 12º: REENCUENTRO


BELLA

   Al bajar del taxi volvió a darme de lleno en la cara aquella brisa matutina que me alegró el día en el aeropuerto. Me estaba gustando Seattle a pesar de llevar tan solo en la ciudad menos de una hora. Por Internet había encontrado piso compartido con un par de chicas en uno de los barrios tranquilos del norte de la ciudad. Ellas eran Angela, una estudiante de empresariales y Mia, una enfermera en prácticas. Ambas estaban esperándome en el piso cuando llegué. Me recibieron cordialmente, y eso también me agradó. Compartían piso desde hacía un par de años y decidieron buscar otra compañera porque su casero les había subido el alquiler. Fue una suerte dar con ellas. A primera vista me cayeron bien, y me dieron a entender que yo también a ellas.  Me tocó una pequeña habitación de un azul celeste muy aguado, con una cama y una mesilla de noche, un escritorio y una silla, un pequeño armario y una ventana que daba al patio de luces. Solo había un baño, lo cual sería muy pesado en las horas puntas, pero estaba segura que llegaríamos a apañarnos. Una salita de estar donde en vez de televisión había un equipo de música, y la cocina con una nevera a compartir, un microondas, un pequeño fogón, y una mesa redonda con cuatro sillas.  El edificio era viejo, pero conservaba algo del esplendor que tuvo antaño. El piso estaba en la última planta, un quinto, donde el ascensor estaba fuera de servicio. Mas adelante me dijeron mis compañeras de piso que desde hacía años, antes incluso de llegar ellas, no pasaba del tercero. Lo mejor era subir hasta el tercero en ascensor, y el resto por las escaleras. Y bajar directamente a pie. Ya en la calle, al doblar la esquina había una cafetería, y justo enfrente una parada del bus que te dejaba en casi diez minutos en el campus de la universidad. No se cómo, pero me habían aceptado en la prestigiosa universidad de Washington, Seattle. Durante semanas estuve pensándolo, y llegué a la conclusión que sería por ser beneficiaria de la beca que Elizabeth me dio.

7/1/12

Sorteo internacional, en Páginas en blanco

Gracias a las donaciones desinteresadas de varias autoras de Adarde, desde Páginas en blanco recibimos el nuevo año con estos espectaculares lotes de marcapáginas y demás merchandaising.

Solo tienes que pasarte por allí, pinchando AQUÍ, y apuntarte con un sencillo comentario en la entrada, previo seguimiento del blog.
Tienes hasta el 31 de este mes.

¡¡No dejes pasar esta oportunidad de hacerte con uno de estos fabulosos lotes de marcapáginas, de las autoras románticas que más fuerte están pegando en el panorama nacional!!

6/1/12

¿Edward o Jacob?

Los Reyes Magos han pasado esta noche por el blog, y han dejado este especial relato, cortito pero cuando menos chocante. Es que los Reyes que pasan por mi casa son muy traviesos,... o me dejan de las últimas y van ya pasados de vinos y licores y de todo lo que le dejamos de refrigerio en su ardua andadura de esta noche pasada. El caso es que en la Papelera han dejado este regalito para todas nosotras, que a más de una le sacará una carcajada.

Ques lo disfrutéis, y tened un buen Día de Reyes, disfrutando de vuestros regalitos.





¿EDWARD O JACOB?




No sabía por cuál decidirme.
Es que los dos estaban para mojar pan. Y quería a los dos. Edward tan esbelto, con esa planta de galán de los años 50, con su despeinado pelo al viento, su pícara sonrisa, sus profundos ojos dorados. Y Jacob, tan cálido, con esos músculos contorneados bajo su piel morena, su pelo negro compitiendo en oscuridad con sus chispeantes ojos, y esos labios tan carnosos y apetecibles. Estaba echa un lío, si por mí fuera me quedaba con los dos, hacer un ménage á trois con estos sería una locura. Sentir a un lado de mi cuerpo el estremecedor frío de Edward, y al otro lado el arrebatador calor de Jacob, y yo justamente en medio, recibiendo todas las sensaciones tan opuestas de ambos,… una apasionante locura de las que no se olvidan jamás.
Pero no, la vida no era justa conmigo. Tenía que elegir. El vampiro que me había enamorado, o el lobo que me había robado el corazón. ¿Con cuál me quedo? El tiempo pasaba, los tenía a los dos delante de mí esperando impacientes mi elección.

-Bella mi amor, decídete ya y haz que este apestoso chucho se vaya. Por Dios no aguanto más su lasciva mirada desnudándote en su mente.
-¡Sí Bella! Dile a esta sanguijuela que a quien tú quieres realmente es a mí. Por mí no vas a tener que cambiar. Siempre vas a estar bien calentita sin necesidad de estufa. ¡Y tú, no te entrometas más en mi mente!
-¡Pues deja de pensar en ella!, está conmigo.
-Eso está por ver.

Las horas pasaban, y no llegaba a decidirme, por mucho que pusiera los pros y los contras de uno y otro, y comparara, no podía descartar  a uno para decidirme definitivamente por el otro. El sol lentamente salió, iluminando a Edward, haciendo que toda piel suya que acariciara los rayos de sol, brillara de manera hipnotizante. Por un momento Jacob se quedó igual de deslumbrado que yo ante el espectáculo. Lo miré con sorpresa, ¿cómo era capaz de mirar de esa forma a uno de sus enemigos naturales? Y entonces vi cómo el mismo sol acariciaba dulcemente la piel de café con leche de Jacob, resaltando cada músculo, cada pliegue de su marcado cuerpo. La sorpresa fue mayor cuando descubrí a Edward mirando atónito el cuerpo de Jacob.
Pero el mayor desconcierto fue cuando ambos se quedaron durante un largo minuto perdidos el uno en los ojos del otro. Lentamente, casi con miedo, se fueron aproximando el uno al otro. En mi cara poco a poco se fue dibujando la incredulidad de la situación, ¿acaso se estaban mirando con… deseo?
A medio metro quedó el uno del otro. Jacob poco a poco subió una de sus manos temblonas a la altura del cuello de Edward, y la posó allí. Ambos cerraron los ojos al unísono, presos de las sensaciones que los embargaban. Una voz ronca, arrebatadora, sonó en el pecho de Edward.

-¡Dios Jacob! Me quemas, es tan…
-Tú sí que me vas a matar a mí con esas sensaciones de frescor que estás desatando por todo mi cuerpo a través de mi mano.
-¡PERO ES QUE ESTÁIS LOCOS O QUÉ!

Grité con toda la potencia de mis pulmones, ¿habían perdido el juicio los dos a la vez ante mi indecisión?
Abrieron los ojos, asustados, me miraron como si yo hubiese aparecido de la nada, y Jacob bajó su mano rápidamente. Edward se la cogió al vuelo, dando un pequeño tirón de ella, aproximándolo a él, mientras me miraba con desdén.

-Bella, creo que has perdido tu oportunidad. Jacob piensa como yo. Nos has tenido tanto tiempo a la espera que…
-Lo siento Bella, por una vez estamos de acuerdo, ¿no es eso lo que querías? Pues ya lo has conseguido. Y estas cosas te pasan por indecisa. Vámonos de aquí Edward, tenemos muchas cosas que descubrir juntos.
-Por supuesto Jake, te sigo. Adiós Bella, lo siento, puedes irte con Mike.

Y cogiditos de la mano, muy acaramelados se adentraron en el bosque a la velocidad de la luz. No pasó mucho tiempo cuando desde lo más profundo del bosque llegaron hasta mis oídos los primeros jadeos y gritos de deseo y placer, tan guturales, tan masculinos, mezclados con los nombres de ambos. Rápidamente tapé mis orejas con mis manos y salí corriendo de allí como alma que lleva el diablo.

Estas cosas solo me pasan a mí, por tonta.


4/1/12

BUSCANDO UN SUEÑO:11.- Mi sed, mi instinto, y... ella





Capítulo 11º: MI SED, MI INSTINTO, Y… ELLA


Cada día pienso en ti
Pienso un poco más en ti.

Despedazo mi corazón
Se destruye algo de mí.
Cada día pienso en ti
Pienso un poco más en ti.

Cada vez que sale el sol
Busco un algo de valor
Para continuar así,
Y te veo, así no te toque,
Rezo por ti cada noche,
Amanece y pienso en ti
Y retumba en mis oídos
El tic tac de los relojes.

Y sigo pensando en ti,
Y sigo pensando… *



EDWARD

- Tranquilízate  amor, lo estás haciendo muy bien.
- No sé. Sabes que estoy saciado, pero aun así el olor en los espacios cerrados es demasiado fuerte y me golpea duro. La garganta me arde.
- Tienes que controlarte. Si es preciso no respires. Pero ten fe en ti Edward, tu familia la tiene, si no no te habrían dejado hacer el viaje en avión.
- Fue más fácil cuando regresamos cruzando todo el continente a pie con mi padre. Lo disfruté mucho.
- Me lo imagino. Pero ya es hora de que empieces a controlar tu naturaleza si quieres llevar una existencia al lado de los humanos, como nosotros.
- No te preocupes, sabré controlarme. Voy a echarme una siestecita.
- No olvides cerrar los ojos, los humanos no duermen con los ojos abiertos.

     Nos acomodamos en nuestros asientos, listos para volver a Brasil. Casi un año había pasado desde que desperté al lado de mi nueva familia. Un duro año de continencia y control. Un año de sinsabores, frustraciones y sed, mucha sed.

3/1/12

Cuando suba la marea

De su último trabajo, Hacia lo salvaje, os traigo este espectacular temazo de Amaral.





Cuando suba la marea:

Estaríamos juntos todo el tiempo
hasta quedarnos sin aliento
y comernos el mundo. Vaya ilusos.
Y volver a casa en año nuevo.

Pero todo acabó y lo de menos
es buscar una forma de entenderlo.
Yo solía pensar que la vida es un juego,
y la pura verdad es que aún lo creo.

Y ahora sé que nunca he sido tu princesa,
que no es azul la sangre de mis venas.
Y ahora sé que el día que yo me muera
me tumbaré sobre la arena,
y que me lleve lejos cuando suba... la marea.

Por encima del mar de los deseos
han venido a buscarme hoy los recuerdos
de los días salvajes, apurando
el futuro en la palma de nuestras manos.

Y ahora sé nunca he sido tu princesa,
que no es azul la sangre de mis venas.
Y ahora sé que el día que yo me muera
me tumbaré sobre la arena,
y que me lleve lejos cuando suba... la marea.

Y ahora sé que el día que yo me muera
me tumbaré sobre la arena,
y que me lleve lejos cuando suba...
y que me lleve lejos cuando suba... la marea.


AVISO: Para mañana sin falta dejo programado el próximo capítulo de Buscando un sueño