Seguidores

27/9/11

Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven

Hace unas semanas subí esta reseña en el blog literario donde colaboro, Páginas en blanco. Y hoy he querido dejarla aquí en La Papelera también, por si no le habíais hechado un ojo:

  Título: Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven
Autor: Albert Espinosa
Temática: Novela
Formato: Tapa blanda con sobrecubierta
Editorial: Grijalbo
Nº de ediciones: 12
Nº de páginas: 208
IBSN: 9788425346071
PVP: 15,90 €





Por norma general, no me gusta leer los libros que están de moda. Best seller súper recomendados de los que hablan a todas horas en todas partes. Pero he de decir que éste me ha sorprendido gratamente.
Es una lectura amena, fresca y muy dinámica. Y los personajes están muy bien logrados, dándoles ese toque que seguro que alguno de ellos, ya sea principal o secundario, te toca el alma.
El prota, Dani, es un buscador de niños desaparecidos. No obstante en la novela va recordando su vida, buscando por qué es quien es. Él está en un momento crítico de su vida, perdido nuevamente, y necesita volver a encontrarse.
De hecho el libro va de eso, de búsquedas. Invitándonos a mirar en nuestro interior y buscar, no ya solo dentro, sino también fuera. Y el único objetivo es llegar a ser felices. Como la vida misma.
A quien le guste las frases con alma propia, en esta lectura va a encontrar muchas, todas encaminadas a una simple, eficiente y significativa filosofía de vida en busca de sí mismo y de ser feliz con lo que tienes, y lo que eres.
Lo que más me ha llamado la atención han sido los títulos de los capítulos. Pues si ya de por sí el título es todo un diamante en bruto que te invita a pensar, ni imaginarte puedes el capítulo en sí. Algunos títulos que más me han gustado han sido frases como:

“Hay veces que una pareja arrastra tanto que ni el amor es suficiente”



“Si te pierdes de pequeño no te perderás de mayor”



“Aprender a caer antes que a caminar”



“Ser quien eres, o convertirte en lo que creen que eres”

Lo que no me ha gustado. El final. O más bien la manera en la que lo ha desarrollado. No sé si ha sido porque lo he ido leyendo lentamente, un capítulo cada dos/tres días, y así lo he ido saboreando más; y para finalizarlo me he leído de golpe los cinco últimos capítulos. Pero me ha dado la sensación de que ha precipitado todo el desenlace, sin darnos tiempo al lector de parpadear. Ha llevado toda la obra un ritmo acompasado, y el final parecía que le quemaba y lo ha soltado sin más.

Pero resumiendo, recomiendo esta lectura, pues merece la pena. Es de esos libros que te dejan huella, y que si tienes oportunidad de releer, lo volverás a disfrutar, incluso más que con la primera lectura.

2 comentarios:

Citu dijo...

parece una buena novela

Iris Martinaya dijo...

Como ya te comenté en su día, las frases me gustaron mucho, en especial la primera. Muy buena reseña.

Besos