Seguidores

9/10/11

Noche tras noche

Y noche tras noche
cada vez que me acuesto
puedo sentir en mi nuca
tu débil aliento,
que me envuelve
me embriaga con su ternura
que me adormece
y dulcemente me acuna.

 y noche tras noche siento
cómo tus huesudos dedos
mi piel acarician
con temblor incierto,
recorren todo mi cuerpo
con curiosidad eterna
incitando el deseo
como cosa incierta.

Y noche tras noche
a solas, noto tu presencia
allí, tumbado detrás de mí
agarrado a mi cordura,
allí, preso de la inercia
en toda su espesura.
Te siento y te echo en falta,
y poco apoco llega la locura
y mi corazón harto ya salta,
se vuelve contra mí
grita y patalea
forcejea y berrea.

Y mientras tú, allí,
tan lejos y tan cerca
allí detrás de mí
en mis sábanas conmigo
y detrás de una reja
encarcelado hasta el instinto.

Mientras te sienta a mi lado
aquí contarás con el olvido
de todos tus pecados
y todo lo que hayas hecho mal.
Mientras te note junto a mí
aquí tendrás una mujer
a la que agarrarte
y una amiga
con la que desahogarte,
y un trozo de piel
para tocar;
y un rinconcito en un corazón
donde relajarte de la fatiga
que acarrea este caminar.

Mientras yo te quiera,
donde yo esté
estará tu hogar
(y yo siempre te querré)
un mísero trozo de tierra aún sin cultivar,
pero al fin y al cabo
un lugar donde descansar,
donde soñar.

-Julio, 2000-                                      


Otra de mis poesías de hace ya tantos años. Eran otros tiempos, y yo tenía el corazón secuestrado por un sinvergüenza, y la cabeza llena de pájaros; aunque en eso tampoco he cambiado mucho, jejeje!!

2 comentarios:

goth gatita dijo...

Si es muy bonito, y más escribir con sentimientos que son puros y con esos pájaros que se llenan en la cabeza cuando perdemos la cabeza por alguien jeje...me ha gustado mucho se muestra ese pequeño anhelo que en cada noche queremos tener alguien al lado y que esa persona se sienta bien y también a nosotras mismas. Espero que estés bien y el finde lo hayas pasado bien. Un besito.

Iris Martinaya dijo...

Se nota en cada palabra como y donde estaba tu corazón. Y luego dices que tu no eres una romántica. Precioso Luz, de verdad que si alguien me escribiera algo así... Ese sinverguenza no sabe lo que se perdió.

Un beso