Seguidores

29/3/12

Otis Redding

Son muchas las canciones que a lo largo de nuestras vidas nos acompañan. Unas nos entran sin más, otras las buscamos, otras a fuerza de oírlas terminan gustándonos, u odiándolas.
Marcan momentos, épocas de nuestra vida. Y con el paso del tiempo, cuando las oímos, tienen esa indescriptible magia de trasladarnos a aquella época que nos evoca.







The dock of de Bay tiene para mí una evocación muy especial, que la llevo conmigo desde el colegio. Y sí, he de reconocer que me gusta el soul, pero de esas cosas una se entera después. Pues otra de las singularidades de la magia es que si un tema te gusta, te gusta y punto. No importa el estilo ni el artista, ni el ritmo ni tan siquiera la letra. Te gusta y ya está.
Así, muchos años después llegué, ¡por fin!, a saber que aquel tema de mi infancia lo cantaba un tal Otis Redding. Y ahora, aún teniendo en mi poder una reedición de su disco póstumo, que salió a la calle un mes después de su muerte (enero de 1968) donde lo publicaba por vez primera, de la mano de la wiki he conocido su corta pero fructífera trayectoria. The dock of the bay fue su gran éxito, dando título a ese disco póstumo.

Y mirad, seguro que hay alguien por ahí que ha escuchado estos temas tan conocidos, pero que no tenían ni idea de que eran cantados por el malogrado Otis.




Otis Redding murió cuando el avión donde viajaba se estrelló en el estado de Wisconsin (EEUU). Tenía 26 años y ya se le conocía como el rey del soul. A su funeral acudieron más de cinco mil personas, entre ellas artistas de la talla de Aretta Frankling, James Brown o Stevie Wonder.




Y para dejaros con un buen sabor de boca, os recomiendo ver este tema que es de los que levantan el ánimo y te hacen sonreir, ver por un momento el mundo de otro color, y sentirte bien contigo y con el resto del planeta.




Gracias, Otis, por estos buenos ratos en compañia de tu voz.

3 comentarios:

Fernando Rubio Pérez dijo...

Grande Otis. Yo soy más de rock durillo, pero este hombre era un grande y tiene temas muy majetes. Gracias por traerlo, un abrazo.

Bonnie dijo...

Hola corazón, perdón por la tardanza , no creas que no vi tu mensaje el día de mi cumple, he estado un tanto...ya sabes,medico, hospital y demás, no te preocupes, te lo contare todo vía mail.
Tan solo quería agradecerte que en ese día, tu estuviese presente, no sabes la ilusión que me hizo verte en mi bandeja de entrada.

Besote, super grandes, te echo de menos, tenemos que acordar una fecha y hora para poder ponernos al día.


Bonnie

Iris Martinaya dijo...

Canciones de nuestra vida... La verdad es que no sabía ni quien las cantaba ;) Pero tenías razón, si que las conocía. Me pasa lo que a ti también con los olores, me transportan tanto que me ponen la piel de gallina, si cierras los ojos estás casi ahí.

Guarda bien ese vinilo, que es una de esas joyas que no tienen precio.

Besos