Seguidores

7/12/12

¿Por qué es importante pasar la Navidad en familia?...... Reto del blog Acompáñame

Por mi profesión, estos días que se nos echan encima a finales de año, son muy ajetreados para mí, pues tendemos a llenar de comida nuestras despensas para así agasajar a nuestras visitas con lo mejor de lo mejor.
Hubo un año en concreto que terminé de trabajar el 24 de diciembre a las seis de la tarde. Tenía que llegar a casa (entonces vivía sola), asearme y arreglarme para ir a casa de mis padres a cenar en familia. Y lo que hice fue ducharme, ponerme el pijama, y desde la cama llamé a mi madre para avisar de que no me esperaran, pues estaba realmente cansada.

Aun me arrepiento hoy en día de aquella Nochebuena que, simplemente dejé pasar.

Algún año después, vino la peor Nochebuena de mi vida. En el mismo plan, pero en esa ocasión sí que fui a casa de mis padres a cenar. Y al llegar, una de mis hermanas me recibió con la noticia de que mi padre estaba en el hospital, en urgencias. Gracias a Dios, no fue nada grabe, pocas horas después volvió a casa tranquilamente. Pero aquella noche cené sola, y con la incertidumbre de saber de mi padre.
No he vuelto a faltar a ninguna cena de esta envergadura nunca más. Ya sea yo sola con mis padres, o todos juntos; esa noche no es para pasarla sol@.

Y yo he hecho la prueba, voluntariamente y forzada.

Yo he salido en plena noche a la calle, a ver algún detalle, algo ahí afuera que me dé una señal de que esa noche es especial. Nada. Las estrellas siguen en su lugar de todas las noches. Si hay luna, esta te mira con la misma cara de indiferencia con la que te pueda mirar en agosto. El viento soplará igual que cualquier otra noche, y lloverá si tenemos encima alguna borrasca. Pero ahí fuera, la noche del 24 de diciembre, es una más.
La diferencia la tienes que poner tú. ¿No es acaso un milagro que te puedas reunir esa noche con tus seres queridos, con los mayores y los niños, todos juntos dispuestos a cenar, a reír, a cantar, a hacer de ese momento algo especial e inolvidable?
Eso es la Navidad. Tiempo de sueños, de ilusiones. Tiempo de compartir con la gente que te llenan los días del resto del año, pero que esa noche simplemente están, estás ahí para disfrutar de la buena compañía.

En poco más de dos semanas, esta entrañable noche se volverá a repetir. Mira a tu alrededor, observa a tu familia a tu lado. Fuera sigue todo igual que una noche cualquiera, pero dentro de ese hogar se estarán cocinando algunos de los mejores momentos que pasaremos con nuestros seres queridos. Es así de simple.
Y creerme,  la Nochebuena que alguien te falte en la mesa, su sitio vacío se hará enorme. Ese cubierto de menos que no se pondrá, se notará como una pesada losa. Por eso, simplemente disfruta del momento, de la noche, y de la alegría de los tuyos.


1 comentario:

EldanY dalmaden dijo...

Hola Lu, gracias por poner el fondo y el árbol, por unirte a nuestro reto y ser una de las valientes "afortunadas" que será incluída en nuestra lista y........... esperamos que el siguiente tampoco te de miedo.

Un abrazo de parte de Tamara y Dany