Seguidores

20/10/13

Muelle

El primer chat que descubrí fue a principios de la década pasada, era un chat de teletexto (concretamente de TVE). Se interactuaba a través de mensajes del móvil y con tu nick previamente escogido salía tu texto en la pantalla de tu tele. Era bastante carillo pero había un truqui para mandar todos los mensajes que quisieras y éstos te salieran gratis.
La verdad es que hice en aquella época grandes amigos, pero como lamentablemente todo tiene caducidad, a día de hoy solo conservo la de mi buen amigo Agus de Córdoba, y mis titos Hevia y Pere de Mollet.
Todo esto viene porque me he acordado esta mañana viendo unos graffitis que en una de aquellas tardes de chat, nos entró un tal Muelle, graffitero de toda la vida, con quien daba gusto hablar y se le veía entendido del tema. El sector madrileño del chat se quedó flipando, pues conocían su firma de verla por las calles de la capital. Yo, amante del arte urbano (que no de las pintadas/marranadas de algunos) también he hecho mis pinitos en mis años mozos, spray en mano delante de una pared inmaculada. El caso es que siempre he guardado con cariño en la memoria aquella tarde, creo recordar que fue en 2003; y hoy me he puesto a buscar a Muelle en Google, y cual ha sido mi sorpresa cuando he descubierto que sí, fue un famoso graffitero de los ´80, adelantado de su tiempo como todos los genios; pero falleció en 1995 a la temprana edad de 29 años.



Me he quedado muy decepcionada, pero a pesar del engaño, muy común en chats y demás cibersitios de este tipo; he estado indagando sobre el malogrado graffitero. Y por lo menos hoy puedo decir que sé de su existencia.
El boom de libertades que se dio en los años ´80, musicalmente hablando en la capital fue la famosa Movida Madrileña, conocida mundialmente. Pero no solo se dio en la música, sino en todos los campos artísticos donde los genios se recrean dejándonos al resto boquiabiertos. Uno de esos genios fue Juan Carlos Argüello, Muelle, que destacó en las paredes madrileñas con su propia firma, registrada, dando color a una ciudad hasta entonces anodina.


A día de hoy pocas firmas quedan de Muelle, pero éstas ya hay historiadores y estudiosos del arte que están movilizándose para que sean conservadas, pues son parte viva de nuestra historia más reciente, y sería una lástima que desaparecieran ante nuestras miradas impasibles, y el feroz paso del tiempo.

Uno de los últimos trabajos de Muelle, C/ Montera, Madrid


Os dejo estos enlaces por si queréis saber más de Muelle:


Y de esta web he sacado las imágenes:

1 comentario:

EldanY dalmaden dijo...

Anda, yo al único famoso que he conocido en los chats, ha sido a mí, jejeje.

Uhmm, mi vida chateril empezó en Jumpy chat, de Telecinco creo que era, hará, uhmmm, pues eso, 10-12 años, yo qué sé.
Hice amistades, más por mis torpezas que por otra cosa, la gente me ayudaba porque yo era la primera vez que veía un ordenador y tal.
Me quedan un par de amigos de esa época.
Saludetes.